Ingenieros on Facebook

domingo, 26 de marzo de 2017

El 60% de los ingenieros civiles en Tarija está desempleado



La Sociedad de Ingenieros de Bolivia (SIB) filial Tarija reportó que un 60 por ciento de los ingenieros civiles en la región está desempleado durante este primer trimestre del año, por la desaceleración económica, la paralización de proyectos y la falta de nuevas licitaciones de obras civiles, por parte de las instituciones públicas del departamento.

Esta situación la dio a conocer el presidente de la SIB en Tarija, Anibal Aldana, quien manifestó que su sector ingresó en estado emergencia, porque su gremio se está quedando desempleado, por falta de obras y proyectos en la construcción desde la pasada gestión.
El representante de los ingenieros en Tarija, manifestó que los proyectos que se venían ejecutando a cargo de la Gobernación, subgobernaciones y municipios, en su mayoría se paralizaron desde hace más de un año, tanto en la capital como en las provincias, por falta de financiamiento y presupuesto.
“Los proyectos siguen paralizados, varias empresas se están cerrando y nuestros colegas se están quedando sin una fuente laboral. En nuestro sector el desempleo se disparó en estos meses a más de un 60%”, dijo.
Aldana explicó que diariamente llegan entre tres a cinco solicitudes de trabajo a las oficinas de la SIB Tarija en busca de trabajo. Recordó que la situación era muy distinta hace dos años, cuando no se conseguía un profesional en ingeniería civil para incorporar a las empresas constructoras.
Según Aldana, la situación tiende cada vez a complicarse más en la región, por la falta de acuerdos entre la Gobernación, la Asamblea Legislativa Departamental de Tarija (ALDT), las subgobernaciones, los municipios y el Gobierno Nacional, en la ejecución de proyectos concurrentes y la disputada por los recursos económicos.
“Las disputas políticas entre las autoridades por el tema económico generan perjuicios no solo a las empresas o a los profesionales, sino también a la gente de a pie, que no tiene el efectivo para sobrevivir”, reprochó.
Sobre el tema se pronunció también el presidente de la Asociación de Volqueteros de Tarija, Gustavo Rodríguez, quien corroboró lo dicho por Aldana y manifestó que el desempleo no se siente sólo en el sector de los ingenieros, sino también en el sector de choferes, contratistas, albañiles, volqueteros, operadores, mecánicos, cocineras, ferreterías y obreros.
El dirigente aseguró que pequeños grupos de trabajadores en diversos rubros todavía están con empleo en la región, porque están vinculados al tramo caminero Jarcas - Piedra Larga y San Antonio - Bermejo a cargo de la Gobernación. Otro grupo vinculados al tramo Entre Ríos - Palos Blancos a cargo de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC).
El ejecutivo de la Central Obrera Departamental (COD) de Tarija, Rubén Ramallo, refirió que la desaceleración económica en la región y el desempleo de centenares de trabajadores en la capital y las provincias que se comenzó a sentir desde hace un año, ya golpea económicamente a las familias de bajos recursos. Dijo que esto debe preocupar a las autoridades.
Ante este panorama, el presidente de la Federación Departamental de Empresarios de Tarija (FDET), Víctor Fernández, instó a las autoridades a buscar una salida economica a la paralización de obras, caso contario advirtió con que continuará el cierre de empresas y dijo que es muy posible que el desempleo llegue al 90 por ciento, hasta fines del primer semestre.

En Tarija el 2016 se cerraron 463 empresas

El 2016 se registró el mayor número de cierre de empresas de Tarija en los últimos seis años en Tarija, según reporta Fundempresa. Las más afectadas fueron las de venta por mayor y menor, constructoras, servicios profesionales, manufactureros, alojamientos y comidas. Según el reporte de esa institución, el 2011 cerraron 76 empresas; el 2012, 184; en el 2013, 129; el 2014, 128; el 2015, 391 y el 2016, 463.

miércoles, 22 de marzo de 2017

Invitan a Congreso sobre Ingeniería Estructural



Con la presencia de destacados conferencistas extranjeros y nacionales, entre el 20 y 22 de abril, Sucre será sede del Congreso Boliviano de Ingeniería Estructural.

“Entre los expositores extranjeros tendremos a investigadores del área de ingeniería estructural que vendrán de Holanda a presentar un novedoso material que es un concreto autoreparante”, informó Carlos Rojas, parte del comité organizador.

El Congreso se realizará en la Villa Bolivariana. Los interesados pueden recabar mayor información en la calle Destacamento 111 N° 192 ó llamando al 6425620.


martes, 7 de marzo de 2017

SIB y Caboco respaldan creación de Consejo y esperan actualización de normas de construcción



La Sociedad de Ingenieros de Bolivia (SIB) y la Cámara Boliviana de la Construcción (Caboco) respaldaron la creación del Consejo Permanente del Hormigón Estructural (CPHE), del que forma parte del Gobierno, porque consideran permitirá avanzar en reformas y actualización de las normas sobre construcción.

El presidente de la SIB, Marco Antonio Fuentes, señaló a La Razón que la formación del consejo fue algo “muy acertado” y consideró que ahora el desafío es trabajar en mejorar las leyes sobre la construcción.

La conformación del CPHE se dio el 22 de febrero mediante el Decreto Supremo 3099. La instancia tendrá como misión el estudio, evaluación, revisión periódica y actualización permanente de las normas y reglamentos técnicos de estructuras de hormigón que se diseñan en el país.

La Norma Boliviana del Hormigón Armado (CBH-87), es la disposición actual y se constituye en el instrumento de cumplimiento obligatorio para el proyecto, diseño, control y construcción de las obras de hormigón armado, públicas o privadas, que se ejecutan en el país, según el artículo 1 del Decreto Supremo 22976 que establecía su creación.

La disposición legal rige desde el 20 de noviembre de 1991 y fue aprobada durante la administración del presidente Jaime Paz Zamora.

“Todos los países del primer mundo lo hacen (actualizan su normativa) y Bolivia estaba muy obsoleta en la obtención de normas y no solamente a la del hormigón estructural, sino también las normas sísmicas y una infinidad de normas”, sostuvo Fuentes.

Mientras que el presidente de la Cámara Boliviana de la Construcción (Caboco), Davor Vargas, indicó que la Norma Boliviana del Hormigón Armado es muy antigua, incompleta y se encuentra alejada del contexto actual en el rubro de la construcción.

“De este nuevo consejo, entonces, ya va a empezar a elaborarse normas bolivianas para aplicarse en Bolivia. En nuestro medio, a veces se usa la norma americana, española, brasilera; entonces no hay una explicación de criterios”, afirmó.

En octubre de 1980 fue creada la Comisión Permanente del Hormigón Armado con características parecidas a la reciente CPHE. No llegó a funcionar ni avanzar en las tareas que le fue encomendada en su constitución, según los expertos. Ahora con esta nueva instancia, ambos esperan que se pueda reactivar la labor.

Actualmente los profesionales del área realizan sus proyectos con normas del extranjero y lo que se quiere con este consejo, según el presidente de la Caboco, “es seguramente unificar criterios” en una norma boliviana adecuada a la época, tomando en cuenta el avance de la tecnología.

El presidente de la SIB consideró que entre las propuestas de ley que se deberían trabajar y priorizar están la relacionada a la acción sísmica en las construcciones ya que esta es una ley carente en nuestro medio.

“Una norma que tiene que ver con la obligatoriedad en Bolivia de que los ingenieros estructurales puedan asumir la acción sísmica a sus cálculos estructurales, obviamente, eso va a tener un costo adicional para el inversionista o la construcción. En su momento dijimos que está en el orden del 20% de la obra gruesa de cualquier estructura, porque implica ponerle mucho más fierro a la estructura para que pueda soportar un movimiento sísmico que en muchos puntos de nuestro país se están dando”, indicó.

El CPHE estará conformado por representantes del Ministerio de Obras Públicas, Servicios y Vivienda –que tendrá la presidencia del Consejo – y por Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural, establece el parágrafo II de la disposición.

En el trabajo de la nueva institución podrán participar las universidades públicas, la SIB, Caboco, Instituto Boliviano de la Normalización y Calidad (Ibnorca), además de otras instituciones e ingenieros invitados con experiencia en el área. (6/03/2017)