Ingenieros on Facebook

martes, 24 de octubre de 2017

Nace comisión técnica tras caída de tinglado


ANTECEDENTE

El 12 de octubre, una intensa granizada sorprendió a los capitalinos dejando el saldo de tres adolescentes fallecidos tras el derrumbe del tinglado de la unidad educativa Aniceto Arce. Otras infraestructuras también se vieron afectadas.

Tras la granizada que el pasado jueves 12 de octubre azotó Sucre y se cobró la vida de tres personas por el desplome de un tinglado en una unidad educativa, la Sociedad de Ingenieros de Bolivia (SIB) filial Chuquisaca y otras instituciones afines decidieron crear una comisión técnica permanente que elaborará una guía de carácter preventivo, una herramienta de construcción de la que carece la ciudad.

Un panorama de la situación actual y algunas observaciones sobre la construcción de tinglados a partir del sabor amargo que el Jueves Negro dejó en Sucre, llevó a la comunidad de ingenieros de la región a pronunciarse para buscar medios preventivos como la elaboración de la Guía de Análisis, Diseño, Construcción y Mantenimiento de Tinglados, que se encarará de forma inmediata, indicó el presidente de la SIB Chuquisaca, Gustavo Pereira. Esta guía sería la primera de esa categoría en Bolivia.

Los integrantes de esta comisión técnica son la SIB, el Colegio de Ingenieros Civiles de Chuquisaca, el Colegio de Ingenieros Mecánicos de Chuquisaca, la Facultad de Ingeniería Civil de San Francisco Xavier, la Carrera de Ingeniería Civil de la Universidad del Valle (UNIVALLE) Sub sede Sucre y la Alcaldía de Sucre conformarán la Comisión Interinstitucional Técnica y Continua para elaborar la añorada herramienta, que deberá ser actualizada cada tres años.

Los ingenieros apuntan que para alcanzar su propósito será necesario trabajar paralelamente con el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (SENAMHI) porque actualmente no se cuenta con datos históricos de precipitaciones de granizo y tampoco hay suficientes estaciones hidrometeorológicas en la ciudad. “Sólo tenemos en El Reloj, en La Madona y en la Facultad de Tecnología, es decir, la parte norte de nuestra ciudad”, remarcó Pereira.

También observaron la falta de normativas locales y nacionales basadas en datos de la región y falta de práctica de mantenimiento preventivo de estructuras metálicas, sobre este último punto precisaron que no existe una cultura de inscripción de recursos presupuestarios.

En general, esperan que la Alcaldía coadyuve con la propuesta preventiva antes de que suceda un hecho irremediable similar al del colegio Aniceto Arce.

No hay comentarios:

Publicar un comentario